Impresión 3D

¿Qué material utiliza una impresora 3D?

material 3d, filamentos para impresora 3d

Uno de los aspectos que se deben tener en cuenta a la hora de comprar una impresora 3D, es el tipo de materiales que se utilizan a la hora de dar vida a los diferentes objetos y piezas. Especialmente, si se es un neófito en la materia, se desconoce el tipo de material, así como el procedimiento que utilizan este tipo de impresoras, para ir moldeando las creaciones, poco a poco, por diversas capas.

Las personas que tienen una primera idea acerca del mundo de la impresión en tres dimensiones, seguramente creen que se “imprime” gracias a la utilización de un tipo de plástico, que de algún modo se moldea gracias a las impresoras 3D. Este tipo de plástico -termoplástico- habitualmente suele ser de dos tipos. Las impresoras más corrientes -las de uso doméstico-, imprimen con materiales conocidos como “PLA” y “ABS”.

¿Qué son los materiales PLA y ABS?

Estos materiales, conocidos como termoplásticos (plástico que se ablanda al aplicar cierto calor y que se endurece cuando se enfría), son los más habituales utilizados en las impresoras 3D. Seguramente que sus siglas en un principio, no serán de nada familiares. Pero al afirmar, que muchos objetos como juguetes de famosas marcas como LEGO, utilizan este tipo de materiales en sus creaciones, entonces se puede puede hacer una idea del tipo de objetos que se pueden llevar a la realidad.

Utilización de termoplástico PLA para imprimir en 3D

filamentos 3d, material impresoras 3dAunque no es el más popular, el filamento PLA ofrece una serie de ventajas respecto al ABS. La principal es que hay una gama muy amplia de diversos colores con los que trabajar. Esto es especialmente útil para muchos creadores, que buscan recrear objetos más complejos, donde cada parte o pieza es imprimida en colores diferentes para poder identificar fácilmente cada elementos. Las posibilidades son muy amplias: desde colores con transparencias, incluso con diferentes tonalidades y fluorescencias. Este material es especialmente inocuo, por lo que se puede utilizar sin problemas en un ámbito doméstico, ya que no emite gases perjudiciales para la salud a la hora de trabajar con él.

Sin embargo, a pesar de que es compatible en casi la mayoría de impresoras 3D, ofrece una serie de problemas cuando se trabaja a ritmos elevados de temperatura, ya que cuando se supera los cincuenta grados de temperatura, comienza a ofrecer problemas estructurales que pueden arruinar diversos proyectos en los que es necesario ensamblar y unir diversas piezas a posteriori, creadas con este tipo de material plástico.

Utilización de termoplástico ABS para imprimir en 3D

Como se indicaba anteriormente, muchas empresas mundialmente conocidas, utilizan este tipo de material para crear sus productos. Las posibilidades son muy amplias: desde piezas y componentes de plástico, para multitud de objetos utilizados en el día a día, hasta juguetes y moldes en multitud de productos. Este material es el más utilizado en la impresión en tres dimensiones, ya que ofrece una serie de ventajas realmente interesantes, especialmente en ritmos de trabajo elevados que están sometidos a grandes temperaturas en su elaboración. De este modo, es posible obtener objetos con ABS que pueden soportar temperaturas que superan los doscientos treinta grados. Algo especialmente útil, para líquidos industriales que pueden resultar peligrosos.

Otras opciones menos populares pero muy interesantes

A pesar que el PLA y ABS son los materiales más populares a la hora de imprimir en tres dimensiones, existen otras opciones menos conocidas, pero con las que se consiguen unos resultados y unas texturas muy interesantes, algo especialmente útil para obtener piezas realmente interesantes y fidedignas a modelos reales. De este modo, es posible imprimir en materiales que asemejan a la madera, la goma, la piedra o incluso el yeso.

Así por ejemplo, las personas que quieren obtener un material que se parezca a la madera, pueden optar por el “Laywoo-D3”; este componente se obtiene mezclando una madera especial con el material plástico habitual. Estos filamentos son especialmente útiles para recrear juguetes o piezas de decoración. Otro tipo de material, el “ Laybrick”, elaborado con una especie de yeso especial junto con plástico, permite crear objetos que emulan perfectamente a las piedras. Piezas que pueden ser muy interesantes, para aplicar en motivos decorativos.

Otros de los materiales que pueden sorprender a la hora de utilizarse en las impresoras 3D es el Nylon. Su utilización se presenta como una excelente opción frente a los más conocidos (PLA y ABS), ya que por su naturaleza flexible y su gran resistencia, se presenta como una opción realmente interesante para la impresión en 3D. Igualmente flexible, el “Bendlay” es otra buen alternativa, pero la peculiaridad de este material, es que es transparente, por lo que puede ser muy apropiado para imprimir botes u objetos de uso diario que asemejen al plástico.

Actualmente hay una gran variedad de materiales en el mercado, con los que poder probar y experimentar. La combinación de piezas de diversos materiales, pueden ayudar a crear impresiones en 3D realmente interesantes, de gran calidad y resistencia, que son utilizados cada vez más en el día a día de muchas personas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *